Almohadas viscoelásticas

Para los que buscan un extra en adaptabilidad, nuestras almohadas viscoelásticas

Almohadas viscoelásticas

Para los que buscan un extra en adaptabilidad, nuestras almohadas viscoelásticas

Filtrar
Página
Fijar Dirección Descendente
  1. Una almohada con forma Traditional con gran adaptabilidad. Se compone de material TEMPUR® que contiene a su vez micro cojines de material TEMPUR® que se amoldan a los contornos de su cuello y cabeza, ...
    Beneficios clave:
    • Adaptabilidad
    • Material TEMPUR®
    • Comodidad
    Características principales:
    Lavado máximo a 60º
    Hecho en España
    Cómpralo ahora desde
    133,20 148,00 Ahorra un 10%

Este tipo de almohadas te ofrecen todas las ventajas de la viscoelástica, uno de los materiales más de moda en el mundo del descanso: distribuye de forma más compensada el peso de tu cabeza minimizando el impacto y te aporta el llamado efecto abrazo, que por si no lo sabías, es uno de nuestros beneficios preferidos.


La almohada es una pieza fundamental en tu descanso, y uno de los complementos que más se desgasta. Para evitar deformaciones y mantener su higiene, te recomendamos cambiar tu almohada a los 4 años como máximo.


Nuestras almohadas de viscoelástica son totalmente adaptables al contorno de tu cabeza y destacan por tener una firmeza media-alta. Si duermes de lado y buscas aliviar las presiones del cuello, no lo dudes, elige una almohada viscoelástica.


Ambos tipos de almohada son muy adaptables al contorno de tu cuerpo. La gran diferencia es que la visco es un material termo-reactivo o termosensible que reacciona con la temperatura del cuerpo: con el calor llega a crear un perfil exacto del contorno de cada persona, mientras que las almohadas de látex no reacciona al calor de la misma manera pero tienen más capacidad de transpirabilidad y tienen a ser más firmes.


Ambos tipos de almohada te ofrecen un confort extra. La gran diferencia es que la visco es un material termo-reactivo o termosensible que reacciona con la temperatura del cuerpo: con el calor llega a crear un perfil exacto del contorno de cada persona, mientras que las almohadas de fibra son más transpirables y se caracterizan por su suavidad.