Una mala elección de tu almohada puede originar problemas como contracturas musculares y tensiones cervicales. Provocando que no descanses bien y teniendo repercusión en el resto de tu día. La almohada es uno de los elementos esenciales de tu equipo de descanso. Una almohada inadecuada y su consiguiente postura incorrecta de las cervicales puede hacer que ni un buen colchón te ayude a dormir.

 

Algunas personas acostumbran a descansar sin almohada, pensando que, quizás, de este modo, su columna esté más recta. ¿Es cierto? ¿Es bueno o malo dormir sin almohada?

En general, es malo dormir sin almohada, sobre todo para las cervicales y columna, ya que la función principal de la misma es mantener el cuello sujeto y la posición de la columna recta mientras dormimos.

 

¿Qué tipos de almohada hay?

 

El mercado cuenta con diferentes modelos para cada persona teniendo en cuenta la posición en la que duermes de forma habitual.

 

Y si duermes en pareja…

 

Posiblemente tu pareja no tenga las mismas necesidades que tú a la hora de dormir. También es probable que no tenga tu misma fisionomía. O simplemente que no duerma en la misma postura. Por ello, una almohada para cada uno aporta, además de cubrir las necesidades personales, más libertad de movimientos.

 

En tiendas bed’s puedes encontrar almohadas para cada postura pensadas para tu mejor descanso.

 

Si te ha resultado útil, ¡Compártelo!

 

 

 

Deja un comentario