¿Has notado algún cambio en tu descanso? Lo cierto es que la situación en la que nos encontramos puede influir en nuestros hábitos de sueño. Si quieres conocer los motivos, sigue leyendo. 

 

Llevamos más de un mes de aislamiento social, alrededor de 720 horas y casi todas ellas las hemos pasado en casa, intentando reinventar nuestra forma de vida: estar activos física y mentalmente, mantener el aprendizaje de nuestros hij@s e incluso, trabajar. Este cambio también puede haber llegado a influir en nuestro descanso. Por eso, hoy hablamos de los motivos principales por lo que puede suceder. 

 

¿Por qué descansamos peor durante el confinamiento?

Existen dos factores que son imprescindibles en nuestro día a día, los cuales se encargan de regular nuestro descanso, según el neurólogo Hernando Pérez, especialista del Centro de Neurología Avanzada de Andalucía; en primer lugar, el ciclo de luz y oscuridad, y en segundo, el cansancio acumulado a lo largo del día. Pero, ¿qué nos pasa durante el Estado de Alarma?

 

El ciclo de luz y oscuridad 

 

El ciclo de luz y oscuridad es el que informa a nuestro cuerpo de cuándo es el mejor momento para descansar o estar activos. Si durante la cuarentena aprovechamos para dormir hasta más tarde, quiere decir que perdemos las primeras horas de luz solar de la mañana y nuestro ritmo circadiano puede descompensarse. Como consecuencia nos encontramos con alteraciones en el ciclo de sueño: dormimos siestas más largas, nos acostamos más tarde y estamos más adormilados durante el día.  

 

El nivel de cansancio acumulado

 

Todas las actividades que realizamos a lo largo del día dan como resultado un cansancio físico y mental necesarios para descansar bien. Llevar a l@s niñ@s al colegio, ir a trabajar, hacer deporte, ir a tomar algo,… son algunas de las rutinas diarias que el aislamiento social nos impide realizar hoy por hoy. Y, aunque es verdad que intentamos mantenernos activos en casa, nuestro desgaste no es el mismo. Por eso cuando llegamos a la cama podemos tardar más en conciliar el sueño.  

 

Ahora que ya sabes las posibles causas de déficit de descanso durante el confinamiento, intenta tenerlas en cuenta en tu día a día. 

 

De parte de todo el equipo de tiendas bed’s, muchas gracias por tu compromiso y, como siempre decimos, ¡buenas noches!

 

 

Si te ha resultado útil, ¡compártelo!.

Deja un comentario