Si has notado algún cambio o alteración en tus hábitos de descanso durante el confinamiento, no te puedes perder nuestro post de hoy en el que tratamos algunos métodos para dormir mejor estos días.  

 

En nuestro último post hablamos de los dos principales motivos por los que puedes encontrarte con un descanso insuficiente mientras dura el aislamiento. Hoy queremos darte algunas pautas y consejos para que tu descanso sea más completo incluso en esta situación y que el teletrabajo, el cambio de rutina y las preocupaciones no influyan en él.

 

¿Qué hacer para descansar bien durante el confinamiento?

 

Nos encontramos con que los problemas en los hábitos de descanso durante el confinamiento vienen dados por la nueva rutina a la que nos estamos intentando adaptar. Problemas para conciliar el sueño, microdespertares a lo largo de la noche, el llamado “despertar precoz” o la sensación de abatimiento, más conocida como hipersomnia, son algunas de las consecuencias de estos cambios que estamos viviendo. Pero, ¿qué podemos hacer para mitigarlos?

 

Marca unos horarios

 

Puede que lo digamos siempre, pero es que la rutina es súper importante, no solo para tu descanso sino para tu salud en general. Es posible que tu cuerpo esté experimentando el “retraso de fase”, el cual se basa en que el retraso en las tareas de tu día a día afecta a tu descanso

Por eso, intenta ir a dormir a una hora prudente, despertarte temprano para aprovechar el sol, dormir siestas de no más de media hora, y comer y cenar siempre en torno a la misma hora. Además, recuerda que prepararte cada mañana como si fueras a salir de casa ayuda a despertar la mente. 

 

Desvincula el trabajo de la vida familiar

 

Muchas personas actualmente teletrabajan desde casa y esto implica una fusión entre el trabajo y la vida de hogar, en muchas ocasiones contraproducente. Sí, al no tener que ir a tu puesto de trabajo te ahorras tiempo, pero por contra, estás muchas más horas en casa y surgen nuevas tareas del hogar a realizar (el cuidado y aprendizaje de los niños, limpiar y mantener el orden en todo momento, preparar desayunos, comidas, meriendas y cenas…) 

Te aconsejamos que, en la medida de lo posible, intentes desvincularte de las tareas del hogar mientras dure tu jornada laboral. ¿Cómo? Haciendo horarios que establezcan los momentos de trabajo, tareas y breaks que ayuden a conciliar tu vida laboral en casa con tus tareas del hogar y la familia

 

Establece momentos para pensar

 

La experta en psicología Patricia Barato Salvador, coordinadora de proyectos en BH Bienestar, defiende que es muy importante regular los pensamientos negativos durante el confinamiento. Y es que a lo largo del día surgen muchas preocupaciones que influyen muchísimo en el descanso nocturno (y por consiguiente en tu estado de ánimo) ¿Estará bien mi familia? ¿Cerrará mi empresa? ¿Cuánto puede llegar a durar esta situación?. Sin embargo, estos pensamientos son de cara al futuro y por ello no deberían ocupar espacio en el presente. Según la doctora, “no se trata de buscar pensamientos positivos, sino de ser realista para contener ese miedo anticipatorio”. 

Te aconsejamos que durante el día mantengas tu foco en el presente y en tu “nuevo” día a día y que por la noche, apagues el móvil, desconectes de todo lo que te rodea y descanses lo mejor posible. Aunque, si las preocupaciones siguen estando presentes, crea tu momento de reflexión diario, en el que puedas dejar fluir todas tus preocupaciones durante unos minutos y así conseguir no pensar más en ellas durante el resto del día. 

 

Mantente activo

 

Siempre lo decimos, pero es que estar activo fomenta la conciliación y el mantenimiento del sueño durante la noche, pues tu cuerpo necesita desgastarse para recargarse nuevamente. 

Siéntete más a gusto contigo mismo@ dedicando un ratito a hacer ejercicio físico (seguro que hay una parte de tu cuerpo que te gustaría mejorar), así como entretener la mente con pasatiempos, hobbies o manualidades. Y si además, puedes realizar estas actividades en lugares donde dé el sol y puedas estar en contacto con aire fresco, será aún más beneficioso para tu descanso y tu salud. 

 

Ahora que ya conoces los métodos para descansar bien durante el confinamiento, ponlos en práctica y dinos qué tal te funcionan. Estaremos encantados de conocer tu experiencia de descanso personal. 

 

Por último, queremos darte las gracias por quedarte en casa y por tu compromiso con la sociedad, y desearte, como de costumbre, muy buenas noches.  

 

Si te ha resultado útil, ¡compártelo!.

Deja un comentario