Es necesario transmitir a los niños la importancia de cuidar el medioambiente desde que son pequeños. Puedes hacerlo a través de juegos con material reciclado, convirtiéndolo en una actividad divertida. Hoy os damos algunas ideas para dar una segunda vida divertida a cosas que tienes por casa.

Los niños de ahora son el futuro del planeta, si queremos que vivan en un mundo sostenible, debemos enseñarles lo antes posible la importancia del reciclaje. Hoy en día el movimiento “zero waste” no es solo una tendencia, sino un cambio de mentalidad que lucha por transmitir el consumo responsable y la reutilización de materiales con el fin de reducir la cantidad de residuos. Con toda la información sobre ecología que tenemos a nuestro alcance, es más fácil que nunca convertir estos hábitos sostenibles en juegos con material reciclado divertidos para niños. Inventando juegos con material reciclado y dándoles una segunda vida de forma divertida, les ayudaréis a desarrollar su creatividad e imaginación, al mismo tiempo que les inculcaréis la importancia de trabajar los hábitos sostenibles

En este post os damos algunas ideas para reutilizar mediante actividades divertidas para los peques de la casa, que además os permitirá compartir un tiempo juntos y pasar un buen rato con ellos. 

 

Juegos con material reciclado para niños:

Botellas reutilizadas. 

¿Qué hacer con todas las botellas de plástico que se acumulan en la basura? Podéis convertirlas en multitud de juguetes divertidos: unos bolos con los que jugar a derribarlos y mejorar la puntería de toda la familia. O incluso un cohete. Pintando la botella con colores llamativos y añadiendo unos detalles con papel de plata. Átale globos para simular su vuelo, ¡les encantará! 

Juegos con material reciclado

Cajas vacías. 

Seguro que tienes cajas de cartón a las que no les das uso. Os proponemos dos formas de sacarles provecho:

  • Una idea sencilla pero súper efectiva: un barco pirata de cartón. Les gustará sentarse dentro, surcar los mares, luchar contra tiburones y dejar volar su imaginación.

juegos reciclaje

  • Una casa de muñecas única con cajas de zapatos. Otra idea genial es reutilizar estas cajas para crear vuestra propia casa de muñecas. Podéis coger retales que no necesitéis o reutilizar prendas viejas para diseñar las alfombras y cortinas. Y además, añadid detalles. Espejos con papel de aluminio o cuadros decorativos, con recortes de revistas. También se divertirán dándole color con témperas y acuarelas para personalizar a tope su casita de muñecas.

 

Crea formas y figuras con platos y rollos de cartón. 

Los platos pueden convertirse en lienzos perfectos para dejar fluir la creatividad de los más pequeños. No dudes en reutilizar otros materiales, como los envases de los yogures o bricks de leche, para darles forma, crear divertidas figuras y completar los cuadros hechos con los platos de cartón. Con rollos de papel higiénico también podéis crear multitud de juguetes. Por ejemplo, pintad cada rollo de un color y atadlos con un hilo o trozo de lana para construir  un tren. Y para las ruedas… podéis poner tapones de botellas usadas. Anímate, ¡queda súper chulo!

material reciclado

 

Aprender a reciclar y reutilizar:

Además de dedicar tiempo a diseñar vuestros propios juegos con material reciclado y reutilizado como una forma divertida de enseñarles la importancia de reutilizar, no te pierdas estas actividades para fomentar su espíritu más sostenible:

1. Concurso sobre reciclaje, puntuaciones y premios.

De cara a fomentar su aprendizaje sobre los aspectos básicos del reciclaje, podéis crear un concurso para toda la familia en el que de forma dinámica se realicen unas preguntas y se premien las respuestas acertadas. Además, establece puntuaciones positivas que reconozcan los buenos gestos y acciones: cuidar sus pertenencias, hacer un buen uso del agua o, como te contábamos antes, reutilizar para construir sus propios juguetes (no te olvides de valorar también su creatividad). Al final del mes, podéis premiar simbólicamente su esfuerzo con el título al “mejor reciclador” de casa y preparar su comida favorita o nombrarle el encargad@ de elegir la peli ese fin de semana. Les motivará para esforzarse y prestar más atención a estos hábitos.

2. Decorar los cubos de basura. 

Esta actividad es genial para diferenciar los cubos y conocer qué tipo de residuo se deposita en cada uno. Podéis ayudarles a plasmarlo primero en un papel para después pasarlo al contenedor. Esto potenciará su imaginación y les ayudará en la tarea de clasificación de deshechos. 

 

Es fundamental que los más peques de la casa aprendan con el ejemplo. Vuestros hábitos sostenibles sobre reutilización serán lo primero que vuestros hijos observen e imiten. Así que no dudéis en poner nuestros consejos en práctica y hacer que ellos también tengan un espíritu más sostenible en todos los aspectos de su vida. ¡Ah! y recuerda que los colchones también pueden tener una segunda vida. ¿Quieres saber cómo? Pincha en este enlace

 

¿Te ha parecido interesante? Compártelo.

Deja un comentario