¿Es importante dormir con cabecero? ¿Qué tipos de cabeceros de cama existen? ¿Dónde es mejor colocar la cama? Hoy te damos todas las respuestas, sigue leyendo. 

Uno de los elementos más decorativos y a la vez muy funcionales de un dormitorio es tu cabecero. Parece mentira, pero el descanso de tu familia dependerá considerablemente de los cabeceros de cama que escojáis para cada habitación. ¿Sabes por qué? Sigue leyendo.  

 

¿Por qué es importante dormir con cabecero?

Vuestros cabeceros de cama son súper importantes por dos razones, principalmente: 

  • Decoración: La armonía, el equilibrio de colores y elementos de tu dormitorio, como siempre decimos, son esenciales para tu descanso. Por ello, no dudes en escoger un cabecero que encaje con el resto de muebles de tu habitación, de un acabado elegante a tu cama y te permita estar agusto en tu rincón de descanso. 
  • Funcionalidad: Además de ser bonito y agradable, el cabecero es un plus muy práctico a la hora del descanso: un apoyo perfecto para los amantes de la lectura, comodidad extra para los que se mueven mucho durante la noche e, incluso, con el aislamiento de la pared te ofrecerá una protección contra las bajas temperaturas que podrían llegar a afectar a tu descanso. 

 

¿Qué tipos de cabeceros de cama hay?

 

1. Pintura, papel de pared o tapiz

Una opción que se ha puesto de moda  hoy en día es pintar de diferente color la pared, poner un papel imitando la forma de cabecero o un tapiz vertical sobre la cama. ¡Queda genial! Sin embargo, se pierde la parte funcional y de confort que nos aporta un mueble o soporte cabecero. En caso de que tengas el espacio justo en tu dormitorio, esta es una buena opción, y así poder darle algo más de largo a tu cama (200 cm) y disponer de la máxima comodidad para tu descanso.

 

cabeceros-de-cama-1

2. Forja

Si lo que buscas es aportar un estilo vintage a tu dormitorio, el cabecero de forja es tu cabecero. Aunque, como en la anterior opción es más decorativo que funcional, en este caso habrá más distancia entre la pared y tú y por tanto más protección en todos los sentidos.

 

cabeceros-de-cama-2

3. Madera. 

El cabecero de madera es otra opción súper decorativa y más funcional, puesto que puedes jugar con el diseño y disponer de más repisas o baldas,  para, bien sustituir a las mesitas de noche, o emplear estos espacios adicionalmente. 

 

cabecero de cama

Pero, si te gustan las manualidades y eres pro reciclaje te proponemos que des tu toque personal al dormitorio y crees tu propio cabecero de madera; busca una puerta de ventana antigua (palets o láminas de madera) píntala de blanco, lija su superficie ligeramente y dale un aspecto envejecido que seguro queda fantástico en tu habitación. ¿Qué te parece? 

4. Acolchados o tapizados

Los cabeceros tapizados son sin duda alguna la opción más funcional y elegante que encontramos actualmente en las tiendas de descanso. Además de poder jugar con la forma, tamaño o color del tapizado, estos cabeceros aportan muchísima comodidad a tu descanso. ¡Imagina leer tu libro favorito acostado/a sobre un cabecero de polipiel acolchado! Da un estilo elegante a la habitación y concilia el sueño más fácilmente todas las noches.  

cabeceros-de-cama-4

¿Dónde debes colocar tu cama y tu cabecero?

Según el Feng Shui, la mejor posición para propiciar el descanso es en el lado norte del dormitorio. Sin embargo, cuando esto no se puede conseguir (por temas de espacio o diseño de la habitación) lo mejor es colocar la cama de manera que tumbado/a en ella puedas tener visión total de las puertas y ventanas del dormitorio. Y así, inconscientemente, dormirás con mayor seguridad

 

La cama es la pieza central de tu dormitorio, y con ella los elementos que puedan influir en tu descanso. Ahora que ya conoces los diferentes tipos de cabeceros de cama que existen y sus ventajas, no dudes en incorporar ya mismo uno en la decoración de tu dormitorio. Disfruta del descanso más completo ¡Buenas noches!

Si te ha resultado útil, ¡compártelo!

 

Deja un comentario