Siempre decimos que el descanso es salud y ¿qué mejor que dedicar unos días de tus vacaciones para relajarte, recuperar el sueño perdido con los madrugones a lo largo del año y cargarte de energía? Hoy te proponemos algunas ideas para que este verano te dediques a descansar y realices una “cura de sueño” súper efectiva. 

 

Alguna vez hemos hablado sobre los 3 pasos que debías seguir para descansar bien en vacaciones: desestresarse, rodearse de elementos positivos y olvidar las preocupaciones. Esta vez, te contamos cómo puedes recuperar el sueño perdido sin alterar tu ritmo biológico y descompensar tu cuerpo: realizar una cura de sueño. 

¿Cuánto tiempo debe durar la cura de sueño?

Cabe decir que en algunos casos, recuperar todo el sueño perdido podría conllevar semanas. Pero no te preocupes, porque con nuestros consejos conseguirás el mejor resultado que podrías obtener en el menor tiempo. Para ello, te recomendamos que tus vacaciones sean flexibles, con pocas obligaciones y no impidan realizar planes más espontáneos. 

¿Qué hacer para recuperar las horas de sueño perdido?

  1. Apaga el despertador y duerme todas las noches hasta que te despiertes de forma natural. Aunque los primeros días quizás duermas incluso más de 10 horas, tu cuerpo se autorregulará y después solo lo harás la cantidad real de horas que necesitas.
  2. Sigue una rutina de sueño tanto los fines de semana como entre semana. 
  3. Duerme una pequeña siesta todos los días (antes o después de comer, tu eliges)
  4. Mantente activ@ durante el resto del día. No hace falta realizar grandes esfuerzos, sin embargo te aconsejamos que aproveches para salir a pasear y conocer esa ciudad o pueblecito donde estés, nadar un rato o practicar las posturas de yoga que más te gusten al atardecer. 

 

¿Qué debes evitar en tu cura de sueño?

Para que tu cura de sueño no tenga consecuencias negativas en tu salud física ni mental, deberás evitar: 

 

  1. Dormir más de 12 horas diariasHay personas que no se levantarían en todo el día. Si te conoces, y eres de ellos, no apagues el despertador (por lo menos los primeros días de la cura).
  2. Irte a dormir demasiado tardeTe ponemos un ejemplo: si en una jornada laboral típica te sueles acostar sobre las 23h, en vacaciones intenta no irte a dormir más tarde de la 01:00h.
  3. Dormir en cualquier sitio:En verano solemos echar cabezaditas varias; en el sofá, el coche, la hamaca o incluso en la playa. Te aconsejamos que cuando duermas (sea siesta o sueño nocturno) duermas en el sitio donde conseguir un descanso más completo: la cama.

 

¿Qué más debes tener en cuenta?

Piensa en tu equipo de descanso o en el del alojamiento que hayas elegido para tu viaje estas vacaciones. Para que tu cura tenga un efecto 100% positivo en ti y tu salud, éste deberá ser de la mejor calidad. Así que, si estás a tiempo plantea cambiar de hotel, o… de colchón. 😉

 

No nos cansaremos de decirlo nunca, el descanso es salud. Y con estos consejos conseguirás que estas vacaciones de verano sean las más recuperadoras y relajantes del mundo. ¡Duerme y carga las pilas para volver a tu vida cotidiana a tope!

 

Si te ha resultado útil, ¡compártelo!

 

Deja un comentario