¿Alguna vez te has preguntado qué significa el término adaptabilidad en el sector de los equipos de descanso? Hoy resolvemos todas tus dudas, sigue leyendo. 

En la búsqueda del colchón perfecto no hay que ser un experto, pero es conveniente conocer ciertas palabras técnicas que pueden llegar a influir mucho en tu elección. Hace poco hablábamos de la transpirabilidad y sus beneficios en tu descanso. Hoy te lo contamos todo acerca de la adaptabilidad, ¿en colchones, bases o almohadas? En ambos tres. 

 

¿Qué es la adaptabilidad de un colchón?

Si hablamos de colchones, la adaptabilidad es la capacidad que tiene un material para ajustarse a tu figura. De esta manera, durante toda la noche, por muchas vueltas que des en la cama, ningún punto de tu cuerpo quedará en el aire, ni los puntos más prominentes de tu cuerpo, como la zona de hombros y cadera, sufrirán una presión superior al resto de tu cuerpo.

Dentro de los colchones más adaptables del mercado encontramos varios modelos que destacan, pero hoy te proponemos algunos colchones exclusivos de tiendas bed’s: 

 

  • El Colchón Verdi, de Espumación técnica Premium cuenta con la tecnología Confortcel 5Zone y por ello se adapta al máximo a tu cuerpo. Su soporte de espumación de alta resiliencia junto con la combinación de su acolchado hace que aporte un primer contacto súper suave y un confort progresivo. Pero, sin perder en ningún momento su soporte. 
  • El Colchón Montecarlo Soft, de Bultex, gracias a la tecnología Bultex Nanotech permite una acogida gradual pues su estructura alveolar consigue un menor peso con mayor resistencia.
  • El Colchón Ravel, colchón de muelles ensacados, con la tecnología Adaptech Zone Support, desarrollada por Pikolin en exclusiva para tiendas bed’s, permite la adaptabilidad perfecta del colchón a tu cuerpo. Está compuesta por las 5 zonas diferenciadas del descanso también en su núcleo. 
  • El Colchón Rossini, compuesto por un bloque de muelles de hilo continuo de gran firmeza dividido en distintas zonas ergonómicas: se adaptan a la curvatura natural de tu cuerpo, alivia presiones y evita la transmisión de movimientos entre durmientes. 

 

¿Qué es la adaptabilidad en una base de cama?

Aunque parezca mentira, la adaptabilidad también la encontramos en la base que soporta tu colchón. En general las que más favorecen la adaptabilidad de un colchón son las que más flexibilidad ofrecen. Así, un somier de láminas (ya sea fijo o eléctrico) es más flexible que una base tapizada y un canapé más que un abatible

Según ASOCAMA, la Asociación Española de la Cama, la base determina en buena medida que las prestaciones del colchón adquirido sean las esperadas. Por eso si buscas un colchón con gran capacidad de adaptabilidad, deberás combinarlo con una base que realce estas cualidades. En nuestro post ¿Conoces todos los tipos de bases de cama?, te contamos cómo elegir la mejor base según tus necesidades.

 

¿Qué es la adaptabilidad de una almohada?

Si en el caso de los colchones la adaptabilidad es muy importante, en relación a las almohadas, es esencial. El objetivo principal, para no sufrir ninguna molestia en el cuello ni en tu espalda, es que de tu cabeza quede completamente alineada con el resto del cuerpo y la columna vertebral se encuentre en una posición óptima durante el tiempo de descanso. Y la única forma de que esto ocurra es que tu almohada siempre ¡siempre! se adapte a la forma de tus cervicales.

Si quieres informarte sobre cuál es la mejor forma de elegir tu almohada, pincha aquí

Nosotros te recomendamos algunos modelos que podrían interesarte: 

 

La adaptabilidad está muy relacionada con la personalización de un equipo. Personaliza tu descanso, evita los posibles dolores de espalda y ¡duerme toda la noche sin problemas!

 

Si te ha resultado útil, ¡compártelo!

 

Deja un comentario