Todos hemos oído hablar del insomnio, pero ¿por qué se produce y cuáles son las consecuencias de padecerlo, más allá de no poder dormir? Hoy resolvemos todas las dudas en torno al insomnio. Si quieres saber algunas curiosidades sobre este trastorno, te las contamos a continuación. ¡Sigue leyendo!

 

El insomnio es una patología muy frecuente entre la población española. Las personas afectadas sufren una incapacidad para dormir que repercute negativamente en su día a día de manera sorprendente. ¿Sabías que el 95% de los adultos ha tenido algún episodio de insomnio a lo largo de su vida? 

 

¿Cuáles pueden ser las causas del insomnio?

 

Los cambios ambientales o elementos del entorno pueden influir de manera negativa a la hora de dormir, como los ruidos, la luz o la temperatura. Sin ir más lejos, actualmente, durante las noches de verano el calor hace que muchas personas no concilien el sueño tan rápidamente. 

Sin embargo, los problemas físicos también pueden ser factores desencadenantes del insomnio. Enfermedades metabólicas, hormonales (insomnio en la menopausia o insomnio en embarazadas), neurológicas, reumatológicas, digestivas, cardiovasculares y todas aquellas que puedan causar dolor durante la noche. Aunque, cabe decir que lo más frecuente es que el insomnio surja como consecuencia de problemas psicológicos; como ansiedad, estrés acumulado o depresión. Porque, tal y como os contamos hace unos posts, el estado de ánimo afecta de manera importante a la calidad de tu descanso. 

 

¿Qué tipos hay?

 

Según el momento en el que se da: 

Existen dos formas en las que se presenta el insomnio: el llamado “insomnio de inicio” y el conocido como “insomnio de mantenimiento”. El primero, se da cuando una persona no puede conciliar el sueño durante los primeros 30 minutos desde que se acuesta. Mientras que el segundo, como su propio nombre indica, se produce cuando hay problemas para mantenerse dormido. Es decir, la persona consigue dormirse, pero los despertares son continuos pudiendo ser, cada uno, de más de 30 minutos de duración o incluso pudiendo despertar definitivamente. 

Según su temporalidad

En este caso también hay dos tipos de insomnio: insomnio transitorio, cuando se padece durante un corto periodo de tiempo, no superior a un mes.  Y el insomnio crónico, cuando el problema dura más de 6 meses (pudiendo ser años).

 

¿Cuáles son las consecuencias del insomnio?

 

En primer lugar, tu sueño se ve afectado y tus días pueden ser un auténtico caos por el cansancio acumulado; puede influir en tu salud, en las relaciones sociales o incluso en el ámbito laboral. 

Y a la larga, se pueden percibir problemas como: 

  • Peor calidad de vida.
  • Mayor probabilidad de sufrir accidentes de tránsito o laborales. 
  • Deterioro neuro-cognitivo (memoria, atención y aprendizaje)

 

¿Cómo prevenirlo?

 

Desde tiendas bed’s, siempre os hemos dado consejos para combatir el insomnio desde casa, haciendo que tu habitación sea un espacio más agradable, explicando qué ritual es el mejor para conciliar el sueño, contando los alimentos que debes cenar, transmitiendo las técnicas más vanguardistas para dormir de forma rápida y eficaz o dándote tips para afrontar el calor por las noches, entre muchos otros.

En los casos de insomnio crónico, sabemos que nuestros consejos, aunque pueden resultar útiles, no ayudan a que el trastorno desaparezca. Recomendamos acudir a un médico especialista en sueño para que te ayude a encontrar una solución a un problema que a la larga puede ser una auténtica pesadilla para el que lo sufre. 

Pero, además, lo que no nos cansaremos nunca de decir es que tu colchón, base y almohada son el pilar fundamental para que tu descanso sea continuo y reparador. Aprovecha ahora, porque gracias a los descuentos en rebajas, puedes disfrutar de todos nuestros productos a precios increíbles. 

 

Recuerda que el descanso es salud. Por eso, te recomendamos que consigas un equipo de descanso a tu medida y duermas tranquil@ toda la noche para disfrutar más cada día. ¡Dulces sueños!

 

Si te ha resultado útil, ¡compártelo!

 

Deja un comentario