El azul es nuestro color favorito, nos encanta. Y además de quedar genial en cualquier tipo de decoración, tiene un montón de beneficios para tu descanso y el de tu familia. Por eso, te presentamos nuestro verano azul.

Hoy hablamos del color azul y de cómo implementarlo en la decoración de tu hogar para que este verano, la paz y la tranquilidad se “apoderen” de vuestros dormitorios.

¿Qué significado tiene el color azul?

Todo color tiene unas connotaciones específicas. Mientras los colores cálidos recuerdan al sol, fuego, calor, etc., los colores fríos aportan frescura y profundidad. Y en concreto, el color azul, lo relacionamos con el agua, la humedad y el hielo, así como con la serenidad y la calma. Por este motivo, las tonalidades azules son el complemento perfecto para la decoración de verano de tu dormitorio, pues consigue transmitir la tranquilidad y paz de la que hablamos siempre y que tanto se necesitan en las noches de verano.

El verano azul en tu dormitorio

En otras ocasiones, hemos hablado sobre qué colores utilizar para la decoración de tu dormitorio, de acuerdo con los principios del descanso más completo. Hoy, te contamos qué elementos de tu dormitorio pueden aportar matices azules para lograr todos los beneficios que se derivan del uso del color azul en la decoración, para conseguir las noches más frescas y tranquilas. Vamos a por el verano azul.

Pinta las paredes:

Tanto para dormitorios juveniles como dormitorios de matrimonio, el azul es ideal. Si no eres de l@s que les gusta pintar las paredes completas, siempre puedes pintar únicamente la pared principal de la tonalidad azul que más te guste, dejando el resto en un color más neutro como blanco o crudo, o incluso elegir un papel de pared decorativo con tonos azules, ¡quedará fantástico!.

En los pequeños detalles:

Piensa en los complementos de descanso que tienes: los juegos de cama (tanto sábanas superiores como las bajeras), las fundas de almohada o los cojines y tíñelos mentalmente de azul, ¿qué te parece el resultado? Si te transmite sensaciones positivas, apuesta por este color para vestir tu cama en verano. Y si, además, incorporas pequeños detalles como jarrones, marcos o lamparitas azules, ¡tu habitación inspirará frescura en cada rincón y tus noches serán mucho más tranquilas!

En tus muebles:

Puedes optar por renovar algunos de tus muebles, como por ejemplo el cabecero de tu cama, u optar por darles un toque veraniego utilizando adhesivos, pomos, tiradores azules o pintando ciertos elementos de color azul (por ejemplo, los cajones de las mesitas de noche). Si te decantas por la opción de renovarlos, no dudes en informarte sobre las mejores ofertas y descuentos extra en las marcas del descanso más punteras del mercado.

Combínalo con blanco:

El blanco es un color que pega con todo y que para verano también es muy recomendable. Si optas por decorar tu dormitorio combinando azul y blanco, conseguirás que tu habitación sea fresca, y además, super luminosa.

Haz de tu habitación el rincón más cómodo y acogedor de tu casa este verano. Inunda tu dormitorio del color del mar y siente como cada noche te relajas más y más. Con nuestro verano azul, ¡todas serán “buenas noches”!

Si te ha resultado útil, ¡compártelo!

Deja un comentario