Las mujeres y los hombres, somos diferentes en muchos sentidos, pero ¿estas diferencias también se notan en nuestras costumbres entorno al descanso? La respuesta es sí, según algunos estudios, hay ligeras diferencias en las formas de dormir según nuestro sexo. Hoy te las contamos, sigue leyendo.

Dormir es una necesidad fisiológica básica y el descanso completo condiciona nuestro día a día. Sin embargo, según estudios sobre este ámbito, un 67% de los españoles coinciden en una cosa: no dormir bien. En bed’s hoy nos preguntamos: ¿habrá alguna diferencia entre hombres y mujeres?

Hoy hablamos de las características del sueño que se dan entre mujeres y hombres, las necesidades y sus costumbres en rasgos generales. Es decir, las diferentes formas de dormir que tenemos.

¿Qué diferencias existen en las formas de dormir de mujeres y hombres?

1. Los sueños

Aunque solo algunos sueños se recuerdan a la mañana siguiente, todos los seres humanos sueñan cada noche, (y así lo contamos en nuestro post “las fases del sueño”) Pero, ¿qué sueñan exactamente? Según un estudio de la Universidad de Mannheim, los sueños de las mujeres por lo general tienden a involucrar temas sentimentales y laborales. Por su parte los hombres también tienen sueños relacionados con el trabajo, pero estos suelen tener connotaciones más negativas. Además, también tienen mayor incidencia entre los sueños de los hombres los relacionados con la actividad física, el deporte o incluso en algunos casos con aspectos vinculados a la violencia.  

2. El tiempo que necesitan dormir

Por lo general, las mujeres necesitan más horas para dormir que el sexo contrario. Una de las razones principales se basa en que el cerebro de éstas es “multitasking”, más complejo y por ello trabaja más. Parece adecuado, entonces, que su cuerpo necesite más tiempo para recuperarse. La diferencia entre el tiempo que las mujeres y los hombres necesitan para dormir es de 20 minutos.

3. Los problemas del sueño

Si hablamos de los hombres, el trastorno del sueño más común es la apnea del sueño (desconocida para casi un 90% de los españoles). Entre un 4% y un 6% de hombres la padecen y algo común en ellos es el sobrepeso y los ronquidos frecuentes. Por otra parte, las mujeres son más propensas a sufrir de insomnio. Esto se debe en gran parte a un factor hormonal que puede estar relacionado con el síndrome premenstrual, por los embarazos o posteriormente por la menopausia. Así mismo, también pueden influir en ello el estrés y la ansiedad, fruto de compaginar el trabajo y la familia.

4. El descanso

Aunque, como hemos dicho antes, las mujeres necesitan algo más de tiempo de descanso, se levantan más pronto, simplemente porque su reloj interno (o ritmo circadiano) funciona de forma distinta al de los hombres. Según un estudio de la Facultad de Medicina de Penn State, éstos últimos tienden a dormir de forma más ligera, a despertarse con mayor facilidad y ello empeora la calidad de su descanso.

Ya sabes un poco más acerca de curiosidades y hábitos de sueño diferentes entre mujeres y hombres. Pero recuerda que es muy importante elegir un colchón, una base de cama, una almohada y productos de descanso de calidad. Aquellos que mejor se adapten a ti. De esta manera, conseguirás siempre ¡buenas noches y dulces sueños!

Si te ha resultado útil, ¡compártelo!

Deja un comentario