¿Sabrías decir cuántos años tiene tu colchón? ¿te gustaría saber si ha llegado la hora de renovarlo? Hoy te contamos los 3 problemas principales que podrían empeorar tu descanso en caso de que tu colchón tenga más años de lo aconsejado. Entre otros, el dolor de espalda. No te pierdas el siguiente post para procurarte el mejor descanso cada noche.

Según estudios, un colchón dura (de media) unos 10 años. Sin embargo, generalmente, tu cuerpo será el mejor indicador para saber si ha llegado la hora de renovar tu equipo de descanso. Por eso, si muestras alguno de estos síntomas, no dudes en confiar en las señales que tu cuerpo te da y buscar un nuevo modelo que te ofrezca nuevamente un descanso reparador.

Los 3 problemas más comunes de dormir en un colchón entrado en años

Alergias a los ácaros del polvo.

Es bien sabido que los ácaros necesitan un entorno cálido para vivir y ¡qué mejor que un colchón para ello! Cuanto más tiempo pasa, más ácaros del polvo habitarán en tu cama. Esto puede conllevar problemas de salud (poco importantes pero muy molestos) como alergia o asma. Si quieres saber más sobre estos microorganismos y cómo prevenir que se acumulen en tu habitación, lee el siguiente post.

Además, el calor que desprende tu cuerpo hace que la humedad se extienda a lo largo del interior de tu colchón, produciendo moho, manchas y olores. Factores que pueden intensificar tus problemas de salud.

Para evitarlo, te recomendamos los modelos de colchón con formulaciones específicas anti bacterias, ácaros y hongos. Como los colchones Wagner y Bach, dotados de la tecnología Triple Barrera de Pikolin que perdura durante toda la vida útil del colchón para asegurar la máxima protección. O el sistema de Barrera Total exclusivo de la marca Bultex presente en cada una de las capas que componen los colchones para asegurar tu descanso más completo.

Dolor de espalda

El paso de los años hace que tu colchón pierda firmeza y, consecuentemente, que puedas llegar a tener problemas de espalda. La paulatina pérdida de soporte en un colchón provoca que tu posición al dormir se vea modificada, por lo que tus músculos y articulaciones sufren mucho más. No podemos olvidar que pasamos durmiendo alrededor de 120 días al año y al cabo del tiempo, con el uso y el desgaste natural del colchón,  podrían surgir algunas molestias relacionadas con la columna vertebral y el dolor de espalda (dolor cervical, ciática, lumbalgia…). Si en algún momento detectas alguna molestia que pueda estar relacionada con la posición de tu columna durante el descanso, habrá llegado el momento de plantearse la renovación de tu colchón.

Problemas para dormir

Así es. Los problemas anteriores, derivan en un descanso incompleto. Y, como siempre decimos, dormir mal implica disfrutar menos del día, trayendo consigo la somnolencia, el malhumor y la falta de concentración que te impedirán realizar tus actividades diarias al 100%.

Si quieres conocer más razones por las que podría ser aconsejable cambiar el colchón, visita nuestro post sobre las 5 razones para cambiar tu colchón.

Dormir bien es muy importante para tu salud, tanto física como mental. Cambia tu colchón y disfruta nuevamente de las largas noches de descanso completo y reparador. ¡Buenas noches!

Si te ha resultado útil, ¡compártelo!

Deja un comentario