¡Llega la primavera! y todas las cosas buenas que le acompañan. Pero también la astenia primaveral, un conjunto de síntomas que reflejan cansancio y que pueden afectar a nuestro sueño. Sigue leyendo y conoce los efectos de la astenia primaveral.

La astenia primaveral no es una enfermedad ni una patología, sino un conjunto de síntomas que surgen con la llegada de la primavera, el buen tiempo y el cambio de horario que solemos hacer anualmente. Si quieres conocer más acerca de las causas y cómo evitar la astenia primaveral, lee nuestro post “Hola Primavera, adiós astenia primaveral”. ¡No te lo pierdas!

Pero, ¿cuáles son los efectos de la astenia primaveral?

Los efectos de la astenia primaveral que más influyen en nosotros, en los seres humanos, son la fatiga consecuente y los cambios en nuestro ciclo de sueño.

El cambio de luz que se produce en primavera, es uno de los factores principales de dicha astenia. Esto, entre otras cosas, produce que nos cueste más conciliar el sueño por las noches, y que estemos más cansados por el día.

¿Qué pasa si estamos más cansados por el día?

  • El cansancio hace que en muchas ocasiones, nuestro rendimiento laboral sea menor y que perdamos la concentración en momentos clave.  
  • Cuando estamos cansados aumentan las ganas de dormir durante el día y esto conlleva a quedarnos dormidos en cualquier sitio o momento. Leyendo, viendo una peli o hablando con nuestra pareja ¿Te ha pasado alguna vez?.
  • El cansancio también afecta a nuestro apetito. Existe una gran vinculación entre la astenia primaveral y la inapetencia general. Esto provoca que no tengamos la misma vitalidad y que por lo tanto el nivel de sueño también se vea afectado.
  • Además, el cansancio diario puede hacer que dejemos de lado la práctica de nuestros hobbies, actividades físicas o incluso la vida social con amigos o familia, pues cuando estamos cansados solemos preferir no salir de casa. Recuerda que practicar deporte o salir a la calle a que nos dé el sol, son algunas de las actividades que regulan nuestros ciclos de sueño. ¡Son imprescindibles para descansar bien!
  • Por último, el cansancio también influye en nuestro estado de ánimo haciendo que estemos más irritables, sobre todo con las personas que tenemos más confianza, afectando así a nuestras relaciones personales.  

Siempre decimos que dormir bien es esencial para nuestra salud, y no nos lo inventamos nosotros, hay muchos estudios que así lo afirman. Por eso es importante saber hacer frente a la astenia primaveral para conseguir regular nuestro patrón de sueño y tener un descanso completo. Duerme, descansa y ¡a disfrutar de todo lo bonito que nos trae la primavera!

Si te ha resultado útil, ¡compártelo!

Deja un comentario