¿Sabías que la apnea del sueño afecta a casi 2 millones de personas en España y que poca gente la conoce? Te contamos todo y más sobre esta patología y sus consecuencias en tu salud. ¡Sigue leyendo!

¿Habías oído hablar alguna vez sobre el síndrome de “apnea hipoapnea del sueño” o “apnea obstructiva del sueño” (AOS)? Es un problema que afecta al aparato respiratorio y provoca, principalmente, que mientras la persona está dormida, su respiración se interrumpa o sea más superficial. Pero, ¿qué más cosas es importante conocer?

¿Cuál es el perfil de las personas que padecen apnea del sueño?

  • Las personas con más probabilidades de sufrir este problema de salud son los hombres de más de 65 años, con sobrepeso y que tienden a roncar. Exactamente entre un 4% y 6% de varones en España, padecen este síndrome.
  • En el caso de las mujeres (se cree que a causa de las hormonas femeninas) el porcentaje de afectadas es inferior. Pero aumentan sus probabilidades de padecerla tras la menopausia.   
  • Alrededor del 2% de niños de entre 2 y 6 años tienen apnea de sueño. Los dos perfiles más comunes son: niños con obesidad o niños sin obesidad con tendencia a tener anginas.  

¿En qué consiste la apnea del sueño?

La apnea común consiste en la obstrucción o colapso durante más de 10 segundos de las vías respiratorias, de forma frecuente. Las causas pueden ser diversas: bien porque éstas se estrechan, se bloquean o se vuelven flexibles. En principio, no parece algo grave ¿verdad?. La alarma salta cuando se trata de la apnea del sueño, lo que implica que la persona está dormida y no se entera de las pausas de respiración por las que su cuerpo pasa. Existen distintos niveles:

  • Leve: entre 10 y 20 pausas a la hora.
  • Moderado: entre 20 y 30 pausas a la hora.
  • Severo: cuando se dan más de 30 pausas a la hora.

¿Qué síntomas tienen las personas que sufren apnea del sueño?

Puedes reconocer la apnea del sueño, por sus efectos. Durante la noche se caracteriza por un ronquido muy sonoro que la persona afectada genera al final de cada pausa. Así mismo, ésta se despierta frecuentemente, puede producir un incremento en la necesidad de ir al baño durante el descanso nocturno e, incluso, sufrir pesadillas. Mientras que durante el día sus efectos están más ligados con el descanso incompleto; cansancio crónico, irritabilidad, dificultad para concentrarse, pérdida de memoria… Tratar a la persona es importante porque, de lo contrario, este problema podría llegar a generar otros más graves como los cardiovasculares, entre otros.  

¿Qué tratamientos hay?

Lo primero que te aconsejamos, si piensas que podrías padecer este trastorno, sería ir a tu médico de cabecera para que te hagan un estudio del sueño. Puedes averiguar más entrando aquí.

Además, existen varias medidas que puedes adoptar en tu vida diaria evitar o paliar los síntomas de este trastorno del sueño. Te ayudará llevar una dieta saludable, realizar deporte, intentar perder peso y abstenerte de malos hábitos en tu día a día como fumar, consumir bebidas alcohólicas, etc.

Si sientes curiosidad por conocer más tratamientos, puedes hacerlo aquí.  

Ahora que ya sabes un poco más sobre la apnea del sueño, sus síntomas y consejos para mejorar la situación, podrás tomar medidas si en algún momento detectas algún cambio en tu descanso. Disfruta de un sueño de calidad, lo que te ayudará a mejorar tu rendimiento en el trabajo y pasar tiempo de calidad con tu familia y amigos. ¡Duerme y que nada interrumpa tu sueño!

Si te ha resultado útil, ¡compártelo!.

Deja un comentario