A veces tenemos el mejor relleno nórdico pero no le damos los cuidados que se merece y esto hace que pueda perder calidad. Lava tu relleno nórdico siguiendo estos pasos y conserva todas sus prestaciones. ¿Sabes cuál es la mejor forma de lavar el relleno nórdico?

En otras ocasiones hemos hablado de cómo lavar las sábanas o cómo lavar tu almohada, pero nos hemos dado cuenta de que también pueden surgir muchas dudas a la hora de lavar el relleno nórdico y mantener sus cualidades durante más tiempo. ¡Allá vamos!

¿Cómo lavar el relleno nórdico?

¿Qué opción es mejor: lavar el relleno en tu lavadora, en la bañera, en la tintorería o en una lavandería pública?

  1. Primero tienes que conocer un detalle fundamental de tu relleno nórdico: si es natural o sintético. Es decir, si es un relleno de plumas o plumón o por el contrario es de fibra sintética.
  2. En segundo lugar, consulta las condiciones de lavado de la etiqueta del producto para saber si puedes lavarlo en casa o es recomendable encargar el trabajo a un especialista.
  3. Antes de lavar tu relleno natural en casa, es conveniente asegurarse de que éste cabe de manera holgada en la lavadora (sobre todo si es un relleno de plumas o plumón) sin necesidad de forzarlo ni apretar para que quepa. Si no, será mejor limpiarlo en la bañera. La cual es una técnica más “costosa”, pero puedes seguir los mismos consejos sobre condiciones de lavado que te contamos a continuación.

¿Cómo lavar un relleno nórdico natural?

Si tu relleno es de plumas o plumón, te recomendamos:

  • Airearlo todos los días entre 5 y 10 minutos para evitar que se apelmace y que los ácaros proliferen.
  • Lavarlo con una frecuencia media de una vez al año, no es necesario ni recomendable hacerlo con mayor frecuencia.
  • Utilizar detergentes indicados para ropa delicada y evitar el uso de suavizantes o productos de lavado más agresivos.
  • Lavarlo siempre con agua fría.
  • Poner el ciclo de lavado para ropa delicada y una vez acabado, realizar un par de ciclos más de aclarado y centrifugado suave.

¿Cómo lavar un relleno nórdico de fibra?

Las condiciones de lavado de un relleno sintético son ligeramente menos exigentes:

  • Airéalo habitualmente, como en el caso del natural.
  • Puedes lavarlo con más frecuencia, hasta 2 o 3 veces al año.
  • Usa detergentes suaves y evita el uso de suavizantes.
    La temperatura del agua puede ser un pelín más caliente.
  • El agua templada no daña este tipo de rellenos.
  • Intenta siempre que quede bien aclarado y centrifuga varias veces.

Tras el lavado, un aspecto fundamental es conseguir el máximo secado de nuestro relleno nórdico antes de volver a utilizarlo. Ya sea al aire libre, en un entorno cubierto o en secadora (en los rellenos en los que así lo indique en sus recomendaciones de lavado), hemos de asegurar que el relleno nórdico no retiene nada de humedad antes de volver a colocarlo en nuestra funda nórdica. Ten en cuenta que existen rellenos de distintos gramajes para su uso durante todo el año (Por ejemplo, el Relleno nórdico Plumón de Oca 96%, es de 260gr/m2 y el Relleno de Fibra Invierno, 400gr/m2.) así pues, los más gruesos tendrán un proceso de secado mayor que los finos.

Para que conserve todas sus cualidades no dudes en cuidar tu relleno nórdico y darle el mejor lavado, siguiendo estos consejos. Así parecerá que duermes entre nubes de algodón y tu sueño será más reconfortante. Buenas noches.

Si te ha resultado útil, ¡compártelo!.

Deja un comentario