¿Días estresantes y largas noches sin pegar ojo? No te pierdas las 3 posturas de yoga que te presentamos hoy, para que cuando llegue la hora de ir a la cama, tu cuerpo y tu mente te pidan dormir.

Solemos darte consejos relacionados siempre con el descanso completo y en muchos casos con el objetivo de combatir el insomnio. Además, solemos hacer hincapié en que para ello tenemos que conseguir desconectar de los problemas y sentir un relax pleno. En otras ocasiones os hemos contado cómo hacer la cama para descansar mejor, qué colchón elegir según tus necesidades, o incluso, qué cenar para dormir mejor. Esta vez, hablamos de las posturas de yoga (aptas para principiantes) que harán que tu cuerpo se relaje y consigas dormir mejor.


Las 3 posturas de yoga que te ayudarán a dormir  

1. Respiración nasal alterna o Pranayama

Toda postura de yoga parte de una buena respiración. Por eso, ¿qué mejor que empezar por un ejercicio con el que aprendas a respirar?

  1. Siéntate en una posición cómoda.
  2. Extiende tu mano derecha, y dobla los dedos índice y corazón.
  3. Tapa el orificio derecho de tu nariz con tu pulgar y el izquierdo con tu dedo anular.
  4. Ve intercambiandolos. Primero el pulgar, después el anular… repetidas veces.
  5. Descansa y vuelve a comenzar.
  6. Continua con el ejercicio 20 minutos y termina con una larga exhalación.
respiración nasal o pranayama posturas de yoga

Recuerda que debes mantener la espalda recta en todo momento y que puedes realizar esta respiración antes de irte a dormir todos los días. ¡Dormirás genial!

2. Postura del niño o Balasana

Esta postura suele ser usada al final de los ejercicios, pues es una pose sencilla que ayuda a tomar conciencia de tu propio cuerpo y a relajarte.

  1. Arrodíllate y siéntate sobre tus talones.
  2. Procura que ambos dedos gordos de los pies se toquen.
  3. Coloca las palmas de las manos en el suelo, a los lados y mantén la espalda recta.
  4. Poco a poco inclínate hacia delante.
  5. Coloca el mentón entre las rodillas y finalmente la frente en el suelo.
  6. Entrelaza las manos por detrás de la espalda y bajalas todo lo que puedas, hasta la altura de tus glúteos.
Postura del niño o Balasana posturas de yoga

Una vez hayas cogido la postura, inhala y exhala y nota como cada músculo se va relajando cada vez más. Cuando te levantes, tómate tu tiempo, no hay ninguna prisa.

3. Postura de la pinza sentada o Paschimottanasana

Para liberar tensiones en la zona lumbar y columna vertebral, esta postura es perfecta.

  1. Siéntate cómodamente y estira las piernas delante de ti.
  2. Levanta los brazos y experimenta como las puntas de tus dedos quieren tocar el techo.
  3. Con las piernas estiradas, levanta los talones y apunta hacia arriba con los dedos de los pies.
  4. Poco a poco inclínate hacia delante intentando tocar con tu frente las piernas.
  5. A los 20 segundos, vuelve a empezar.
Postura de la pinza sentada o Paschimottanasana posturas de yoga

Recuerda que la postura correcta que debes conseguir es crear una pinza e intentar sujetar los pies con las manos. Ayúdate de cada exhalación para aproximar cada vez más el torso y la cara a tus rodillas.

Si, además, combinas estas posturas de yoga con meditación y música relajante, el resultado será increíble. Practica yoga, olvida las preocupaciones y ¡duerme como un lirón!

Si te ha resultado útil, ¡compártelo!.

Deja un comentario