¿Sabías que la mayoría de los españoles pasamos más de 12 horas delante de pantallas y que dos horas es tiempo suficiente para sufrir cansancio ocular? La exposición continuada a la llamada luz azul también puede influir en la calidad de tu descanso. Hoy hablamos de cómo prevenir la fatiga visual.  

 

Hoy en día, en muchos puestos de trabajo existe total dependencia del uso de pantallas. Y, además, cuando acaba la jornada laboral, se tiende a disfrutar del tiempo libre con actividades que implican el uso de la pantalla: viendo películas, chateando con el móvil o buscando información en la tableta digital. Si quieres saber más acerca de la luz azul y la lectura en libro digital, consulta nuestro post sobre este tema en: Antes de dormir ¿lees en papel o en digital? y conoce sus pros y contras.

 

El contacto continuado con luz artificial o luz azul a tan corta distancia, puede hacer que surja el llamado Síndrome Visual Informático (SVI), o, lo que es lo mismo, el cansancio visual causado por las pantallas de ordenador, así como las de otros aparatos tecnológicos.

 

¿Es lo mismo la fatiga visual que la vista cansada?

 

La respuesta es no. La fatiga visual no se considera una patología, sino un estado temporal por el que los ojos pasan después de su exposición continuada a ciertos tipos de luces. Mientras que la vista cansada o presbicia es un proceso degenerativo del ojo, asociado a la pérdida del cristalino. Y es irreversible, es decir, no tiene cura, mientras que la fatiga visual sí se puede revertir.

 

¿Cómo saber cuándo tienes fatiga visual?

Si alguna vez has padecido estos síntomas, habrás experimentado el cansancio o fatiga visual.

  •    Molestias oculares o enrojecimiento de ojos y/o párpados.
  •    Dificultad para enfocar la vista.
  •    Dolor de cabeza localizado en la frente o alrededor de los ojos.
  •    Sensación de congestión en el puente de la nariz o presión en las cuencas de los ojos.

 

¿Trucos para prevenir la fatiga visual?

  •      La “norma del 20”

Lo primero que puedes hacer para prevenir la fatiga visual, en este caso el SVI, es aplicar en tu día a día la norma del 20: Aparta la mirada de la pantalla durante 20 segundos cada 20 minutos. Durante ese periodo de tiempo trata de enfocar la vista a una distancia aproximada de 6 metros. ¡Notarás muchísimo descanso en tus ojos!

  •       Usa protectores

Según un estudio de la Universidad Complutense de Madrid, la luz artificial puede llegar a dañar la retina del ojo humano. Por este motivo, ya hay protectores de pantalla al alcance de todos para aplicarlos a los móviles, portátiles o tabletas.

Por otro lado, si llevas gafas, una forma de prevenir las efectos negativos de la luz artificial en tu vista, es adquiriendo unos cristales especiales que cada vez son más comunes en las ópticas. Estos cristales incorporan un filtro que impide que parte de la luz azul (proveniente de las pantallas) llegue y perjudique tu salud ocular.  

  •    Regula el brillo de tu pantalla

El exceso de brillo en la pantalla de cualquier aparato electrónico puede causar deslumbramiento. Para contrarrestarlo, se tiende a entrecerrar los ojos y forzar la vista. Los niveles de brillo y luz afectan negativamente a tu salud ocular así que te aconsejamos regular tu pantalla. ¡Comprobarás como tus ojos dejan de sufrir!

 

Ahora tienes suficientes datos acerca de la fatiga visual y puedes aplicar estas medidas preventivas en ti y en toda tu familia. Prevenir la fatiga visual desde el momento 0 y mantener tus ojos en perfectas condiciones influirá también en tu nivel de relajación y en la calidad de tu sueño. Cuida tu vista y descansa completamente ¡toda la noche!

 

Si te ha resultado útil, ¡compártelo!.

 

Deja un comentario