En ciertas etapas del embarazo, solo piensas en dormir todo el día. Mientras que en otras, es imposible conciliar el sueño. Hoy hablamos sobre cómo descansar correctamente cuando tu cuerpo y tu bebé lo hacen difícil. Descubre todos los secretos para conseguir dormir en el embarazo.

 

Si estás o has estado embarazada, habrás notado grandes cambios en tu cuerpo que muchas veces impiden tu descanso. O incluso has llegado a padecer insomnio en el embarazo. ¿Quieres conocer los motivos por los que no puedes dormir bien? Haz click aquí.

 

Pero, ¿qué puedes hacer para dormir en el embarazo?

 

A continuación, te damos algunos consejos que seguro te ayudan a descansar mejor y evitar tener sueño en el embarazo.

 

  • En primer lugar, intenta realizar ejercicios en el embarazo durante la última hora de la tarde, como dar un paseo o nadar en la piscina. Siempre y cuando la actividad física sea moderada, y no altere demasiado tu frecuencia cardíaca, lo que conseguirás es aumentar las endorfinas generadas por el ejercicio físico y que éstas generen en ti una placentera relajación. Además de encontrarte mejor, te ayudará a conciliar el sueño.
  • Sigue de manera estricta los horarios. Intenta acostarte y levantarte todos los días a la misma hora. Incluso durante el fin de semana. Verás cómo tu reloj biológico y tu ciclo de sueño se regulan y puedes descansar mejor durante más tiempo.
  • Cuando te despiertes en medio de la noche, no te quedes en la cama. Levántate, sal de la habitación y realiza una actividad relajada y tranquila. Por ejemplo, lee un libro o aprovecha para darte un pequeño masaje en las piernas.
  • Tanto si tienes problemas de acidez o problemas de respiración cuando estás tumbada, puedes elegir la mejor postura para dormir en el embarazo:
    • ¿De qué lado es dormir mejor? Intenta dormir sobre tu costado izquierdo. La razón principal para adoptar esta postura es que en el lado derecho del cuerpo humano se encuentra la vena cava inferior (la cual bombea directamente al corazón). Para evitar que el útero pueda ejercer presión sobre ella, se aconseja dormir del lado contrario. Por este mismo motivo, procura no dormir boca arriba ni boca abajo en el embarazo.
    • Después, coloca un cojín o almohada entre las piernas. De esta forma, además de aliviar la presión de las caderas y la parte baja de la espalda, liberarás la tensión acumulada en el interior del útero y disminuirá la fuerza (ejercida inconscientemente)  en el estómago y diafragma.

 

Intenta descansar todo lo posible durante el embarazo, para poder disfrutar al máximo el momento en el que conozcas a tu bebé. Descansa mejor con estos consejos, relájate y ¡dulces sueños!

 

Si te ha resultado útil, ¡compártelo!.

 

Deja un comentario